fbpx

Marienberg participa en CIDAPA, XVI Congreso Internacional de Plasticultura, que se celebra desde el día de hoy y hasta el 22 de abril en Concepción, Chile. En esta instancia diferentes actores de la industria se reúnen para intercambiar miradas y dar solución a los principales desafíos que enfrenta la industria: el cambio climático, la protección del medioambiente y la urgencia de implementar una economía circular de la plasticultura. Marienberg aporta a dicha discusión con la presentación del Programa AgroCircular, el cual busca facilitar el reciclaje de polímeros agrícolas para transformarlos en materia prima para la producción de nuevos productos, contribuyendo de esta manera a la economía circular y disminución de desechos en el medio ambiente.

Chile y la Agroplasticultura

Los plásticos nos han ayudado mucho al desarrollo de la agroindustria para poder enfrentar los desafíos alimentarios que la sociedad de hoy exige. Invernaderos, acolchados y mallas sombra son solo algunos ejemplos de las tecnologías aplicadas a la agricultura que utilizan los plásticos para potenciar la productividad, inocuidad, protección de plagas, protección de los efectos climáticos, entre muchas otras funciones. Hablamos de productos diseñados específicamente para estos usos, con aditivos que los vuelven resistentes a la interperie y eficaces a la hora de dar solución a los problemas determinados que enfrentan. Por ejemplo, aditivos que protegen de la radiación ultravioleta.

Chile está dentro de los primeros países del continente en la aplicación de plásticos en el agro. Estas tecnologías han permitido cosas increíbles, como lograr en Azapa, en el desierto más seco del mundo, cultivos todo el año de diferentes tipos de hortalizas que abastecen a todo Chile cuando en otras épocas del año no se puede cultivar, gracias a los diferentes tipos de protección que entregan los productos plásticos. Asimismo, Chile es hoy el principal exportador de cerezas a China, proeza que se logró por medio del uso de techos plásticos para proteger a los frutales. Existen muchos ejemplos más sobre los beneficios del uso de los plásticos en el agro: el tono ideal de las frutas alcanzado gracias a la aplicación de mallas “golpe de sol”, la disminución del uso de insecticidas y agroquímicos gracias al efecto del control de plagas que producen los productos plásticos, el aumento de producción de hasta 6 veces de tomates gracias a la estabilidad de la temperatura que permiten los invernaderos, entre muchos otros casos.

El desafío hoy es la gestión de estos productos al terminar su vida útil, y necesitamos a todos los participantes de la industria, desde los académicos hasta los agricultores y productores, unidos en esta causa común. Como empresa queremos aportar nuestro grano de arena en esta transformación cultural de la industria poniendo a disposición de los productores agrícolas el Programa AgroCircular. Con la implementación de este programa Marienberg busca ser un facilitador de reciclaje de polímeros agrícolas con el fin de ser parte del círculo virtuoso de vida de los materiales, transformándolos en nuevos productos, contribuyendo de esta manera a la economía circular y disminución de desechos en el medio ambiente. Además, el servicio de reciclaje de polímeros de Marienberg ayuda a las empresas a cumplir con los objetivos de la nueva Ley REP, que responsabiliza a los productores e importadores a financiar una correcta gestión de los residuos que generan los productos que son comercializados en el mercado nacional.

Te invitamos a reciclar tus desechos con nosotros para avanzar juntos hacia un mundo con menos residuos.

Conozca más sobre nuestro compromiso con la sustentabilidad

Comprometidos con disminuir el impacto medioambiental de nuestros procesos.

Los productos Marienberg son 100% reciclables.

Invitamos a nuestros clientes a ser parte de este programa por un mundo con menos residuos.

× ¿Cómo puedo ayudarte?