fbpx

Marienberg es CropX en Chile

Del suelo a la nube, y de vuelta al suelo:

CropX y la optimización del riego

Marienberg se enorgullece en representar, de manera exclusiva en el país, a CropX, un sistema de consolidación de información del campo que entrega recomendaciones de riego y fertilización en base a sofisticados algoritmos, el cual permite ahorrar recursos como agua, energía, mano de obra y fertilizantes, obteniendo un mayor rendimiento de los cultivos.

 

La demanda de agua sigue creciendo; ha aumentado un 60% cada década en los últimos cincuenta años. Dentro de doce años, se espera que más de dos tercios del mundo sufran escasez de agua. La escasez de agua tiene implicaciones inminentes y de largo alcance, ya que más del 40% de los alimentos del mundo provienen de la agricultura de regadío.

El sistema de CropX «escucha al suelo» y combina la información de distintas fuentes con el fin de proporcionar a cada parte del campo exactamente la cantidad de agua y nitrógeno que necesita en el momento preciso. El servicio ahorra entre un 10 y un 20% del agua utilizada en el riego de grandes campos.

La solución

CropX quería ofrecer a los agricultores un ahorro drástico de costes de agua y energía, aumentando el rendimiento mediante la optimización del riego. Además de optimizar la eficiencia y el rendimiento de los productores, CropX se propuso crear un sistema que pudiera tener un impacto positivo en la conservación del agua. A diferencia de los sistemas de riego actuales, que desperdician mucha agua al regar los campos de manera uniforme, el sistema de CropX «escucha al suelo» y proporciona a cada parte del campo exactamente la cantidad de agua que necesita.

«Nuestra metodología de análisis de reconocimiento de patrones y nuestros algoritmos analizan a fondo el campo, su estructura de suelo y su estado. Todo esto ocurre en la nube», afirma Isaac Bentwich, director general de CropX. Pero, por muy impactante que sea el sistema, los agricultores necesitan poder dirigir ellos mismos su negocio. No tienen tiempo para ocuparse de estrictos requisitos técnicos ni de complejas normas de configuración y uso.

 

Escalable y fácil de usar

Los sensores de humedad se atornillan al el suelo con facilidad, no se requieren conocimientos previos para su instalación, lo que permite escalar rápidamente la solución a otros cuarteles y áreas del campo. Una vez instalados, comienzan a transmitir instantáneamente la información a la plataforma centralizada, a través de la red móvil disponible en la zona de instalación (si la zona no cuenta con cobertura, los datos se pueden descargar mediante bluetooth a un smartphone y luego cargarlos a Internet cuando se cuente con conexión). Se recopila la información y se envía a la nube para ser combinada con otros datos, los cuales se enviarán en el smartphone o la aplicación web de CropX, junto con recomendaciones de cuánto y cuándo irrigar y fertilizar.

 

En la nube, la metodología de análisis de reconocimiento de patrones y los revolucionarios algoritmos y software de CropX estudian a fondo el campo, su estructura de suelo y su estado actual para determinar la cantidad de agua que necesita cada zona. Incluso, se puede conectar la plataforma a los sistemas de riego instalados para que estos ajustes automáticos ordenen la apertura y cierre del sistema de riego en consecuencia, obteniéndose un riego inteligente y automatizado.

El agricultor puede ver los mapas de riego y su estado en su teléfono móvil o en la interfaz web, y modificar con unos pocos clics lo que necesite, desde cualquier parte del mundo.

 

¿Qué miden los sensores?

Cada sensor recolecta humedad, temperatura y conductividad eléctrica (CE) a múltiples profundidades. Los intervalos de medición y transmisión de datos a la nube CropX se pueden configurar y ajustar de forma remota a las necesidades únicas de cada cultivo. Todos los datos se etiquetan geográficamente en función de las coordenadas GPS, lo que crea series de tiempo geoespaciales para todos los datos medidos.

  • Humedad: Medición de valores de contenido volumétrico de agua (VWC) mediante sensores ADR. Los valores de humedad se convierten en impedancia eléctrica a niveles de VWC mediante un método de autocalibración patentado. Los valores de humedad tienen una precisión de +/- 0,5% en un rango de 0-60% VWC.
  • Temperatura: Las temperaturas se miden con una precisión de +/- 0,5 ° C (máx.) y un rango de funcionamiento de -10 ° C a + 70 ° C. Cada unidad también mide la temperatura interna de la unidad sobre el suelo, lo que puede ayudar a aumentar la precisión de los datos meteorológicos.
  • Conductividad eléctrica: Medida en decisiemens / m, con un rango operativo de 0-5 decisiemens / m (a granel), que representa el nivel de salinidad del suelo, la que se usa para gestionar el régimen de salinidad de los cultivos.

 

La información de los sensores, agregada a las proyecciones meteorológicas y análisis de imágenes satelitales, permiten a CropX dar recomendaciones acertadas para que se maximice la producción agrícola a un menor costo económico y medioambiental.

Sensor

Kit de Instalación

Suscripción anual

¿INTERESADO? CONVERSEMOS

14 + 2 =

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?