Antiáfidos Marienberg

Como método de barrera para insectos que pueden ser perjudiciales para los cultivos se utilizan abundantemente las mallas Antiáfidos Marienberg, las cuales debido a su fino entramado evitan el ingreso de insectos adversos tales como los áfidos, los que pueden acarrear además virus nocivos para las plantaciones. De esta manera, la malla Antiáfidos Marienberg correctamente instalada es sin duda una defensa básica a considerar para mantener cultivos sanos y productivos.

La Malla Antiáfidos Marienberg permite realizar la protección de los cultivos, sin impedir la ventilación de éstos, por ello son preferidas al momento de buscar soluciones para invernaderos o de cultivos a campo abierto, siendo su principal ventaja la reducción de necesidad de aplicación de productos químicos tales como insecticidas y/o pesticidas, permitiendo además la ventilación natural de los cultivos, al no retringir por completo la circulación de aire, como si lo hacen algunos sistemas similares.

En sus dos variedades 16×10 y 20×10, las Mallas Antiáfidos Marienberg son conformadas por monofilamentos de HDPE con estabilización contra la degradación por los rayos UV provenientes de la luz solar, lo que se traduce en una mayor vida útil de la tela, reduciendo de esta manera la necesidad de recambio del producto.

Antiáfidos Marienberg